Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Reliquias del Beato P. Marianito llegan a la Católica Del Norte

Documento sin título

El 9 de abril de 2015, se cumplieron 15 años de la beatificación del P. Marianito, sacerdote antioqueño que se santificó en nuestra Diócesis (Angostura). Desde entonces, sus reliquias comenzaron una peregrinación por todas las parroquias y este martes llegan a la Católica del Norte.

A partir del 15° aniversario de la beatificación del P. Marianito, y como antesala de la celebración de los 100 años de la Diócesis de Santa Rosa (5 de febrero de 2017), sus reliquias comenzaron una peregrinación por todas las parroquias de la Diócesis de Santa Rosa de Osos; un recorrido que incluye tres intenciones bien definidas.

  • La Santificación de los Sacerdotes y fieles
  • La Paz de Colombia
  • La Glorificación del Beato Marianito (Canonización)

Con estas intenciones, las reliquias del Beato Marianito llegan a la Católica del Norte desde este martes, 20 de septiembre al Edificio Coltejer (pisos 5 y 7) hasta el día miércoles; y los días jueves y viernes hará lo propio en el campus de Santa Rosa de Osos. El día lunes, 26 de septiembre, regresarán al Coltejer para emprender su peregrinaje a otra parroquia de nuestra Diócesis.

La visita de estas reliquias tienen una programación bien definida la cual contiene actividades informativas, catequísticas y doctrinales a través de diferentes escenarios como charlas, visitas de reflexión y programas radiales, entre otros.

Entérese de toda la programación AQUÍ.

El P. Marianito fue Beatificado en Roma, el 9 de abril del año 2000, y la fecha que propuso el Papa Juan Pablo II para celebrar su fiesta en la Diócesis y en Colombia es el 13 de julio.

Se espera que muy pronto el P. Marianito sea Canonizado para que quede inscrito no solo en el santoral colombiano, sino también en el santoral universal (canonización). Para ello, existe en Roma una comisión especial y a nivel local (Diócesis) un Delegado “para la causa de canonización”.

Actualmente, y además de otras causas, se encuentra en este proceso, el recordado Monseñor Miguel Ángel Builes, quien en un estado preliminar ya se le llama “Siervo de Dios”.

Escuche aquí la voz de Monseñor Jorge Alberto Ossa Soto, Obispo de Santa Rosa de Osos y la importancia de este acontecimiento.

 

DATOS BIOGRÁFICOS DEL PADRE MARIANITO
- Nacimiento: 14 de octubre de 1845, en Yarumal
- Bautismo: 15 de octubre de 1845, en Yarumal
- Confirmación: 22 de septiembre de 1847, en Girardota
- Ingresó al Seminario de Medellín: 3 de febrero de 1869
- Ordenado sacerdote: 24 de Julio de 1872
- Vicario cooperador de San Pedro: 1872 - 1876
- Vicario cooperador de Angostura 1876 - 1878
- Párroco de Sabanalarga: 1878 - 1881
- Párroco de Angostura 21 de enero de 1882 a 12 de julio de 1926
- Muere el 13 de julio de 1926.
- Sepultado en la capilla de El Carmen en Angostura: 13 de julio de 1926.
- Se exhuma el cadáver y se encuentra momificado.
- Trasladado al templo parroquial: 11 de julio de 1936.
- Introducción de la causa de beatificación: 10 de octubre de 1980
- Proclamación de las virtudes heroicas: 3 de mayo de 1981.
- Empieza a ostentar el título de venerable: 3 de marzo de 1990
- Aprobación del milagro: 26 de marzo de 1999
- El Papa Juan Pablo II aprueba la beatificación el 29 de junio de 1999.
- Beatificación: 9 de abril de 2000.

¿Qué es una beatificación?
Es una primera respuesta oficial y autorizada del Santo Padre a las personas que piden poder venerar públicamente a un cristiano que consideran ejemplar, con la cual se les concede permiso para hacerlo. Es una sentencia no definitiva que tiende a la canonización y permite que se le tribute culto con ciertas limitaciones.
Para iniciar el proceso de beatificación el Código de Derecho Canónico exige que haya transcurrido un plazo de cinco años desde la muerte del fiel, aunque el Papa tiene la prerrogativa de saltarse esa norma, como ya hizo Juan Pablo II con la beata Madre Teresa de Calcuta y Benedicto XVI con Juan Pablo II.

¿Qué es una canonización?
Con la canonización, al “beato” le corresponde el título de “santo”. La canonización, en términos generales, es un decreto concerniendo la veneración eclesiástica pública de un individuo.
Después de la beatificación, la causa queda parada hasta que se presenten –si es que se presentan– adicionales señales divinas, en cuyo caso todo el proceso de milagros se repite. Las fichas activas de la congregación contienen a varios centenares de beatos, algunos de ellos muertos hace siglos, a quienes les faltan los milagros finales, posbeatificatorios, que la Iglesia exige como signos necesarios de que Dios sigue obrando a través de la intercesión del candidato. Cuando el último milagro exigido ha sido examinado y aceptado, el Papa emite una bula de canonización en la que declara que el candidato debe ser venerado (ya no se trata de un mero permiso) como santo por toda la Iglesia universal. Esta vez el Papa preside personalmente la solemne ceremonia en la basílica de San Pedro, expresando con ello que la declaración de santidad se halla respaldada por la plena autoridad del pontificado. En dicha declaración, el Papa resume la vida del santo y explica brevemente qué ejemplo y qué mensaje aporta aquél a la Iglesia. (Enciclopedia católica ACI).

¿Quién tiene el poder de declarar a un candidato merecedor de beatificación o canonización?
Únicamente el Santo Papa; aunque se establecen unos tribunales de investigación, se realizan diversos estudios y análisis por asesores expertos, se consultan con los cardenales de la congregación, es él quien tiene la decisión final.

¿Qué requerimientos se necesitan para concederse una beatificación?
Además de los atributos personales de caridad y virtudes heroicas, se requiere un milagro obtenido a través de la intercesión del Siervo/a de Dios y verificado después de su muerte. El milagro debe ser probado a través de una instrucción canónica especial, que incluye tanto el parecer de un comité de médicos (algunos de ellos no son creyentes) y de teólogos.
No obstante, el milagro no es requerido si la persona ha sido reconocida mártir (cristiano que ha donado su vida a la causa del Señor). *Padre Jordi Rivero, Corazones.org

¿Por qué la Iglesia Católica canoniza?
La Constitución Divinus Redemptoris Magister (25-1-1983) dice que, "Desde tiempos inmemorables la Sede Apostólica propone a la imitación, veneración y a la invocación a algunos cristianos que sobresalieron por el fulgor de sus virtudes."
Todos los santos y beatos de la Iglesia realizaron una misión común: llevar a la perfección la “vida cristiana”. Perfección a la cual todos estamos llamados por el mismo Señor cuando nos dijo: "Sed perfectos como Mi Padre es perfecto"(Mt. 5,48). Vemos como a lo largo de la historia de la Iglesia, miles de hombres y mujeres, niños y ancianos se han lanzado a la conquista de esta gracia y nosotros en nuestros días somos dichosos al tener tan “gran nube de testigos” que son ejemplo seguro que podemos seguir en nuestro caminar hacia la perfección.

*Padre Jordi Rivero, en: www.corazones.org

Fuente general: LaFamilia.info
​​
Volver Atrás
Recomendando & Ganando