Searcher

Searcher

Generic selectors
Sólo coincidencias exactas
Buscar en el título
Buscar en el contenido

Abierta convocatoria interna 2022 para presentar Proyectos de Investigación

El Centro de Investigaciones e Innovación (CIIN) convoca a los grupos de investigación, docentes investigadores, docentes, administrativos directivos y estudiantes de la Fundación Universitaria Católica del Norte, para la presentación de proyectos de investigación e innovación en el marco de la convocatoria interna de proyectos de investigación 2022. Esta estará abierta hasta el próximo 29 de abril de 2022. Con esta convocatoria se busca continuar fortaleciendo la cultura de la investigación y de la innovación de la Fundación Universitaria Católica del Norte, reconociendo la relevancia de esta función sustantiva en los procesos de la institución y el territorio de la diócesis de Santa Rosa de Osos.

En el presente año se pretende fortalecer el ecosistema de investigación e innovación, y es por ello por lo que una alternativa para impactar estas dimensiones estructurales es motivar la participación de los diferentes actores institucionales a la presentación de sus propuestas.

Por esta razón, como en años anteriores, el Centro de Investigaciones e Innovación invita a docentes, investigadores, administrativos directivos y a estudiantes, a presentar sus propuestas investigativas y de innovación con el ánimo de impactar en el currículo, en las prácticas educativas y administrativas, así como impactar en los estudiantes y en el mejoramiento de la calidad del servicio educativo para posibilitar aprendizajes que respondan a las expectativas de la comunidad estudiantil y contribuir con ello a la transformación social. Y así, consolidar y fortalecer la investigación y de la innovación desde la articulación de la cultura investigativa con los procesos científicos Institucionales y el ecosistema de Ciencia, Tecnología e Innovación –CTeI- nacional.

De esta manera quedan invitados a participar con sus propuestas e iniciativas investigativas y de innovación. La convocatoria tiene como fecha de inicio el 1 de febrero de enero y cierra el 29 de abril de 2022. Estas deberán ser enviadas a los correos: coordinvestigacioninnov@ucn.edu.co o capuertag@ucn.edu.co

Una vez se cierre la convocatoria el comité de científico evaluará las propuestas y, posteriormente, se le comunicará al investigador/a o investigadores/as la decisión del Comité. Las propuestas aprobadas iniciarán su ejecución a partir de la comunicación de su aceptación de acuerdo con el cronograma.

Adicional a lo anterior también las temáticas asociadas a los proyectos irán alineados a los siguientes ejes temáticos, que van conectados al Plan de Desarrollo Institucional Ruta Norte 2030 y que fueron definidas por el comité científico de la Institución:

  • Paz y ciudadanía
  • Ecología integral y tecnología
  • Innovación: Educativa y tecnológica (Prácticas pedagógicas y didácticas)
  • Educación en contexto
  • Calidad Educativa (Evaluación en la educación virtual)
  • Organización Inteligente en la Educación
  • Transformación Digital en Educación
  • Educación en la virtualidad
  • Gestión Educativa
  • Inclusión Educativa

Además, a los anteriores ejes temáticos las propuestas también deben articularse con los objetivos de desarrollo sostenible

Fechas importantes

  • Apertura de la convocatoria 1 de febrero
  • Socialización de los términos de referencia de la convocatoria 3 de febrero
  • Cierre de la convocatoria 29 de abril
  • Recepción de proyectos en la Coordinación General de Investigaciones. 29 de abril
  • Primer filtro de la convocatoria (fase 1): validación del cumplimiento de los términos de referencia de las propuestas 29 de abril hasta 6 de mayo
  • Comunicación de resultados del primer filtro de la convocatoria. 9 de mayo
  • Segundo filtro de la convocatoria evaluación de las propuestas por el Comité́ de Investigaciones 16 a 31 de mayo
  • Período para correcciones y modificaciones de propuestas, con base en los resultados 1 a 17 de junio
  • Recepción de propuestas ajustadas por evaluación del Comité́ de Investigaciones. 17 a 24 de junio
  • Publicación de resultados finales de la convocatoria. 27 a 30 de junio

Para ampliar más información sobre la convocatoria ver términos de referencia dando clic AQUÍ

Comunicado de la Red de Universidades Católicas de Colombia, RUCC sobre las próximas elecciones a realizarse en Colombia

La Red de Universidades Católicas de Colombia, consciente de la importancia que tienen para el futuro del País las próximas elecciones y la necesidad de un voto y compromiso ciudadano con la ética, la transparencia y la política como servicio en favor de una mayor equidad e igualdad, de una mayor y mejor justicia, de un diálogo abierto y sincero sin polarizaciones y de la necesidad de superar los males que nos aquejan y, que en algunos casos, continúan o se han agravado, invita a tener en cuenta lo siguiente:

Ver más información

Red de Universidades Católicas de Colombia – RUCC, firman acuerdo de intercambio académico

Este convenio tiene por objeto llevar a cabo cooperación en el intercambio de estudiantes de pregrado y posgrado entre las Instituciones que conforman la RUCC.

Los Rectores y Representantes Legales de las Instituciones de Educación Superior que hacen parte de a Red de Universidades Católicas de Colombia – RUCC, acaban de firmar un convenio en el que han fijado como objeto llevar a cabo cooperación en el intercambio de estudiantes de pregrado y posgrado entre las Instituciones que la conforman.

Este convenio, en sus términos, contempla algunas áreas de cooperación como:

  • El mutuo intercambio de estudiantes de pregrado y posgrados debidamente matriculados, para lo cual se suscribirán convenios específicos.
  • Mutuo intercambio entre personal académico y personal administrativo.
  • Actividades conjuntas como foros, coloquios, conferencias, charlas y talleres presenciales y virtuales.
  • Programas de doble titulación, para lo cual se suscribirán convenios específicos.
  • Programas de servicios de asistencia técnica.
  • Servicios de consultoría y servicios técnicos especializados
  • Intercambio de información científica y técnica de recíproco interés, entre otros.

Consulte el Convenio de Movilidad RUCC: AQUÍ.

Red de Universidades Católicas de Colombia – RUCC, firman acuerdo de intercambio académico

Este convenio tiene por objeto llevar a cabo cooperación en el intercambio de estudiantes de pregrado y posgrado entre las Instituciones que conforman la RUCC.

Los Rectores y Representantes Legales de las Instituciones de Educación Superior que hacen parte de a Red de Universidades Católicas de Colombia – RUCC, acaban de firmar un convenio en el que han fijado como objeto llevar a cabo cooperación en el intercambio de estudiantes de pregrado y posgrado entre las Instituciones que la conforman.

Este convenio, en sus términos, contempla algunas áreas de cooperación como:

  • El mutuo intercambio de estudiantes de pregrado y posgrados debidamente matriculados, para lo cual se suscribirán convenios específicos.
  • Mutuo intercambio entre personal académico y personal administrativo.
  • Actividades conjuntas como foros, coloquios, conferencias, charlas y talleres presenciales y virtuales.
  • Programas de doble titulación, para lo cual se suscribirán convenios específicos.
  • Programas de servicios de asistencia técnica.
  • Servicios de consultoría y servicios técnicos especializados, y,
  • Intercambio de información científica y técnica de recíproco interés, entre otros.

Consulte el Convenio de Movilidad RUCC: AQUÍ.​​​​

Revista Reflexiones y Saberes abre convocatoria para recepción de artículos

Si eres docente, administrativo, semillerista o estudiante de la Fundación Universitaria Católica del Norte, te apasiona escribir, y quieres compartir tus conocimientos, te invitamos para que participes de esta convocatoria de recepción de artículos – Revista Reflexiones y Saberes No. 16.

La Revista Reflexiones y Saberes (ISBN-2389-7511) es una publicación electrónica e interdisciplinaria, de la Fundación Universitaria Católica del Norte, de carácter reflexivo y académico en torno a los procesos comunicativos, pedagógicos, didácticos, de enseñanza-aprendizaje; así como de las diferentes prácticas disciplinares, de docencia y de formación investigativa de la Institución, en el contexto de las Ciencias Sociales y Humanas.

En este marco, se reciben contribuciones originales para sometimiento y posible publicación en las ediciones programadas para el presente año. Es oportuno mencionar que dichas contribuciones no deben encontrarse en consideración en otra revista, y/o no deben haberse publicado previamente en algún tipo de medio de divulgación.

Desde la Coordinación de Investigaciones e Innovación se adelantan estrategias y acciones que propendan por generar cultura, competencias y capacidades para la investigación. Por eso, para el presente número de la Revista Reflexiones y Saberes, se tiene previsto la publicación de trabajos de calidad, que sean producto de la creatividad y el conocimiento de la comunidad de la Fundación Universitaria Católica del Norte.

Para esta edición de la Revista se tendrán en cuenta artículos reflexivos y las disertaciones académicas, ensayos y trabajos destacados de los estudiantes de pregrado y posgrado de la Universidad.

Para el envío de textos tener en cuenta:

  • Plazo de entrega: 31 de mayo 2022
  • Extensión máxima: entre 8 y 15 páginas.
  • Interesados: escribir a reflexionesysaberes@ucn.edu.co

Requisitos generales

  • Citación directa e indirecta, y referenciación según normas APA.
  • Márgenes de 2,5 cm en todos sus bordes (superior, inferior, izquierda y derecha).
  • Letra “Times New Roman”, tamaño 12 y con un interlineado de 1,5.
  • Título claro, conciso y que no exceda 20 palabras; tamaño de letra 14.
  • Resumen en español e inglés (entre 120 y 200 palabras).
  • Palabras clave en español e inglés (entre 4 y 7).

Adicional a ello, en la presente convocatoria se tendrá un componente denominado «Ágora del estudiante», donde pueden presentar textos (tipo ensayo) que hayan realizado en sus cursos, y que a juicio del docente se puede presentar a la revista, para esta categoría la estructura básica de la propuesta debe contener:

  • Título
  • Datos del autor/es
  • Resumen,
  • Introducción
  • Desarrollo
  • Conclusiones/Reflexiones
  • Referencias

Para más información contactarse con el comité editorial de la revista al correo: reflexionesysaberes@ucn.edu.co

Revista Virtual Universidad Católica del Norte Indexada en Categoría B por Minciencias

La Fundación Universitaria Católica del Norte continúa impactando la gestión del conocimiento a través de sus procesos editoriales, revolucionando la educación y aportando a la ciencia en sus 25 años de existencia y servicio educativo. Y uno de estos medios de impacto es la Revista Virtual Universidad Católica del Norte que acaba de ser indexada por Minciencias en categoría B. Al respecto hay que decir que la Revista es una publicación electrónica de carácter científico y académico, inscrita en el campo de las ciencias sociales, editada y financiada por la Fundación Universitaria Católica del Norte, con una periodicidad de circulación cuatrimestral (3 números al año). En ella se publican contribuciones en español desarrolladas por profesionales de las ciencias sociales, o de investigadores que, siendo profesionales en otras ramas del saber, posean desarrollos que constituyan un aporte significativo a este campo de conocimiento.

Es a partir de la calidad de los artículos y rigurosos procesos editoriales que la Revista obtiene esta categorización de Minciencias y reconocimiento que reta a la revista a continuar con altos estándares de edición y publicación de artículos. Esta indexación obedece a la participación de la revista en la Convocatoria Nro. 910 para Indexación de Revistas Científicas Colombianas Especializadas – Publindex 2021.

Estos resultados fueron publicados el día 23 de febrero de 2021 por parte del Ministerio de Ciencia, Tecnología e innovación. Mediante esta convocatoria se «evaluó la calidad de las revistas científicas nacionales, mediante criterios relacionados con la gestión editorial, la visibilidad y el impacto de las publicaciones, con el propósito de incrementar la calidad de la producción científica nacional y su inserción en el ámbito internacional». El resultado lo podemos visualizar en la siguiente imagen:

Revista universitaria

Este es un gran logro para la revista, pero a la vez, un gran reto para seguir publicando textos y artículos científicos de gran calidad que le aporten a la gestión y generación de nuevo conocimiento.

Felicitaciones para directivos y gestores de la Revista que siguen aportando a la revolución de la educación en estos 25 años de educación virtual con sentido humano.​

Compartimos nuestros procesos – Charla Internacional

El próximo miércoles 2 de marzo a partir de la 1:00 p.m., (hora colombiana), la Facultad de Educación y Ciencias Sociales, a través del docente Dr. Alexánder Arbey Sánchez Upegui, compartirá con los estudiantes de la Facultad de Estudios Superiores Acatlán – en su División de Humanidades – Programa de Enseñanza de Inglés, la plática denominada: La Escritura de la Práctica Investigativa.

Este proceso académico, hace parte de las acciones de divulgación del conocimiento que enriquecen el ejercicio de formación de nuestros docentes y nos permite presentar a otras comunidades educativas, el accionar de las líneas de investigación de nuestra institución.

Mensaje del santo Padre Francisco para la Cuaresma 2022

Queridos hermanos y hermanas:

La Cuaresma es un tiempo favorable para la renovación personal y comunitaria que nos conduce hacia la Pascua de Jesucristo muerto y resucitado. Para nuestro camino cuaresmal de 2022 nos hará bien reflexionar sobre la exhortación de san Pablo a los gálatas: «No nos cansemos de hacer el bien, porque, si no desfallecemos, cosecharemos los frutos a su debido tiempo. Por tanto, mientras tenemos la oportunidad (kairós), hagamos el bien a todos» (Ga 6,9-10a).

  1. Siembra y cosecha
    En este pasaje el Apóstol evoca la imagen de la siembra y la cosecha, que a Jesús tanto le gustaba (cf. Mt 13). San Pablo nos habla de un kairós, un tiempo propicio para sembrar el bien con vistas a la cosecha. ¿Qué es para nosotros este tiempo favorable? Ciertamente, la Cuaresma es un tiempo favorable, pero también lo es toda nuestra existencia terrena, de la cual la Cuaresma es de alguna manera una imagen [1]. Con demasiada frecuencia prevalecen en nuestra vida la avidez y la soberbia, el deseo de tener, de acumular y de consumir, como muestra la parábola evangélica del hombre necio, que consideraba que su vida era segura y feliz porque había acumulado una gran cosecha en sus graneros (cf. Lc 12,16-21). La Cuaresma nos invita a la conversión, a cambiar de mentalidad, para que la verdad y la belleza de nuestra vida no radiquen tanto en el poseer cuanto en el dar, no estén tanto en el acumular cuanto en sembrar el bien y compartir.
    El primer agricultor es Dios mismo, que generosamente «sigue derramando en la humanidad semillas de bien» (Carta enc. Fratelli tutti, 54). Durante la Cuaresma estamos llamados a responder al don de Dios acogiendo su Palabra «viva y eficaz» (Hb 4,12). La escucha asidua de la Palabra de Dios nos hace madurar una docilidad que nos dispone a acoger su obra en nosotros (cf. St 1,21), que hace fecunda nuestra vida. Si esto ya es un motivo de alegría, aún más grande es la llamada a ser «colaboradores de Dios» (1 Co 3,9), utilizando bien el tiempo presente (cf. Ef 5,16) para sembrar también nosotros obrando el bien. Esta llamada a sembrar el bien no tenemos que verla como un peso, sino como una gracia con la que el Creador quiere que estemos activamente unidos a su magnanimidad fecunda.
    ¿Y la cosecha? ¿Acaso la siembra no se hace toda con vistas a la cosecha? Claro que sí. El vínculo estrecho entre la siembra y la cosecha lo corrobora el propio san Pablo cuando afirma: «A sembrador mezquino, cosecha mezquina; a sembrador generoso, cosecha generosa» (2 Co 9,6). Pero, ¿de qué cosecha se trata? Un primer fruto del bien que sembramos lo tenemos en nosotros mismos y en nuestras relaciones cotidianas, incluso en los más pequeños gestos de bondad. En Dios no se pierde ningún acto de amor, por más pequeño que sea, no se pierde ningún «cansancio generoso» (cf. Exhort. ap. Evangelii gaudium, 279). Al igual que el árbol se conoce por sus frutos (cf. Mt 7,16.20), una vida llena de obras buenas es luminosa (cf. Mt 5,14-16) y lleva el perfume de Cristo al mundo (cf. 2 Co 2,15). Servir a Dios, liberados del pecado, hace madurar frutos de santificación para la salvación de todos (cf. Rm 6,22).
    En realidad, sólo vemos una pequeña parte del fruto de lo que sembramos, ya que según el proverbio evangélico «uno siembra y otro cosecha» (Jn 4,37). Precisamente sembrando para el bien de los demás participamos en la magnanimidad de Dios: «Una gran nobleza es ser capaz de desatar procesos cuyos frutos serán recogidos por otros, con la esperanza puesta en las fuerzas secretas del bien que se siembra» (Carta enc. Fratelli tutti, 196). Sembrar el bien para los demás nos libera de las estrechas lógicas del beneficio personal y da a nuestras acciones el amplio alcance de la gratuidad, introduciéndonos en el maravilloso horizonte de los benévolos designios de Dios.
    La Palabra de Dios ensancha y eleva aún más nuestra mirada, nos anuncia que la siega más verdadera es la escatológica, la del último día, el día sin ocaso. El fruto completo de nuestra vida y nuestras acciones es el «fruto para la vida eterna» (Jn 4,36), que será nuestro «tesoro en el cielo» (Lc 18,22; cf. 12,33). El propio Jesús usa la imagen de la semilla que muere al caer en la tierra y que da fruto para expresar el misterio de su muerte y resurrección (cf. Jn 12,24); y san Pablo la retoma para hablar de la resurrección de nuestro cuerpo: «Se siembra lo corruptible y resucita incorruptible; se siembra lo deshonroso y resucita glorioso; se siembra lo débil y resucita lleno de fortaleza; en fin, se siembra un cuerpo material y resucita un cuerpo espiritual» (1 Co 15,42-44). Esta esperanza es la gran luz que Cristo resucitado trae al mundo: «Si lo que esperamos de Cristo se reduce sólo a esta vida, somos los más desdichados de todos los seres humanos. Lo cierto es que Cristo ha resucitado de entre los muertos como fruto primero de los que murieron» (1 Co 15,19-20), para que aquellos que están íntimamente unidos a Él en el amor, en una muerte como la suya (cf. Rm 6,5), estemos también unidos a su resurrección para la vida eterna (cf. Jn 5,29). «Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre» (Mt 13,43).
  2. «No nos cansemos de hacer el bien»
    La resurrección de Cristo anima las esperanzas terrenas con la «gran esperanza» de la vida eterna e introduce ya en el tiempo presente la semilla de la salvación (cf. Benedicto XVI, Carta enc. Spe salvi, 3; 7). Frente a la amarga desilusión por tantos sueños rotos, frente a la preocupación por los retos que nos conciernen, frente al desaliento por la pobreza de nuestros medios, tenemos la tentación de encerrarnos en el propio egoísmo individualista y refugiarnos en la indiferencia ante el sufrimiento de los demás. Efectivamente, incluso los mejores recursos son limitados, «los jóvenes se cansan y se fatigan, los muchachos tropiezan y caen» (Is 40,30). Sin embargo, Dios «da fuerzas a quien está cansado, acrecienta el vigor del que está exhausto. […] Los que esperan en el Señor renuevan sus fuerzas, vuelan como las águilas; corren y no se fatigan, caminan y no se cansan» (Is 40,29.31). La Cuaresma nos llama a poner nuestra fe y nuestra esperanza en el Señor (cf. 1 P 1,21), porque sólo con los ojos fijos en Cristo resucitado (cf. Hb 12,2) podemos acoger la exhortación del Apóstol: «No nos cansemos de hacer el bien» (Ga 6,9).
    No nos cansemos de orar. Jesús nos ha enseñado que es necesario «orar siempre sin desanimarse» (Lc 18,1). Necesitamos orar porque necesitamos a Dios. Pensar que nos bastamos a nosotros mismos es una ilusión peligrosa. Con la pandemia hemos palpado nuestra fragilidad personal y social. Que la Cuaresma nos permita ahora experimentar el consuelo de la fe en Dios, sin el cual no podemos tener estabilidad (cf. Is 7,9). Nadie se salva solo, porque estamos todos en la misma barca en medio de las tempestades de la historia [2]; pero, sobre todo, nadie se salva sin Dios, porque sólo el misterio pascual de Jesucristo nos concede vencer las oscuras aguas de la muerte. La fe no nos exime de las tribulaciones de la vida, pero nos permite atravesarlas unidos a Dios en Cristo, con la gran esperanza que no defrauda y cuya prenda es el amor que Dios ha derramado en nuestros corazones por medio del Espíritu Santo (cf. Rm 5,1-5).
    No nos cansemos de extirpar el mal de nuestra vida. Que el ayuno corporal que la Iglesia nos pide en Cuaresma fortalezca nuestro espíritu para la lucha contra el pecado. No nos cansemos de pedir perdón en el sacramento de la Penitencia y la Reconciliación, sabiendo que Dios nunca se cansa de perdonar [3]. No nos cansemos de luchar contra la concupiscencia, esa fragilidad que nos impulsa hacia el egoísmo y a toda clase de mal, y que a lo largo de los siglos ha encontrado modos distintos para hundir al hombre en el pecado (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 166). Uno de estos modos es el riesgo de dependencia de los medios de comunicación digitales, que empobrece las relaciones humanas. La Cuaresma es un tiempo propicio para contrarrestar estas insidias y cultivar, en cambio, una comunicación humana más integral (cf. ibíd., 43) hecha de «encuentros reales» (ibíd., 50), cara a cara.
    No nos cansemos de hacer el bien en la caridad activa hacia el prójimo. Durante esta Cuaresma practiquemos la limosna, dando con alegría (cf. 2 Co 9,7). Dios, «quien provee semilla al sembrador y pan para comer» (2 Co 9,10), nos proporciona a cada uno no sólo lo que necesitamos para subsistir, sino también para que podamos ser generosos en el hacer el bien a los demás. Si es verdad que toda nuestra vida es un tiempo para sembrar el bien, aprovechemos especialmente esta Cuaresma para cuidar a quienes tenemos cerca, para hacernos prójimos de aquellos hermanos y hermanas que están heridos en el camino de la vida (cf.Lc 10,25-37). La Cuaresma es un tiempo propicio para buscar —y no evitar— a quien está necesitado; para llamar —y no ignorar— a quien desea ser escuchado y recibir una buena palabra; para visitar —y no abandonar— a quien sufre la soledad. Pongamos en práctica el llamado a hacer el bien a todos, tomándonos tiempo para amar a los más pequeños e indefensos, a los abandonados y despreciados, a quienes son discriminados y marginados (cf. Carta enc. Fratelli tutti, 193).
  3. «Si no desfallecemos, a su tiempo cosecharemos»
    La Cuaresma nos recuerda cada año que «el bien, como también el amor, la justicia y la solidaridad, no se alcanzan de una vez para siempre; han de ser conquistados cada día» (ibíd., 11). Por tanto, pidamos a Dios la paciente constancia del agricultor (cf. St 5,7) para no desistir en hacer el bien, un paso tras otro. Quien caiga tienda la mano al Padre, que siempre nos vuelve a levantar. Quien se encuentre perdido, engañado por las seducciones del maligno, que no tarde en volver a Él, que «es rico en perdón» (Is 55,7). En este tiempo de conversión, apoyándonos en la gracia de Dios y en la comunión de la Iglesia, no nos cansemos de sembrar el bien. El ayuno prepara el terreno, la oración riega, la caridad fecunda. Tenemos la certeza en la fe de que «si no desfallecemos, a su tiempo cosecharemos» y de que, con el don de la perseverancia, alcanzaremos los bienes prometidos (cf. Hb 10,36) para nuestra salvación y la de los demás (cf. 1 Tm 4,16). Practicando el amor fraterno con todos nos unimos a Cristo, que dio su vida por nosotros (cf. 2 Co 5,14-15), y empezamos a saborear la alegría del Reino de los cielos, cuando Dios será «todo en todos» (1 Co 15,28).
    Que la Virgen María, en cuyo seno brotó el Salvador y que «conservaba todas estas cosas y las meditaba en su corazón» (Lc 2,19) nos obtenga el don de la paciencia y permanezca a nuestro lado con su presencia maternal, para que este tiempo de conversión dé frutos de salvación eterna.

Roma, San Juan de Letrán, 11 de noviembre de 2021, Memoria de san Martín de Tours, obispo.

Nada de lo humano nos es ajeno, mucho menos la vida

Comunicado donde la Red de Universidades Católicas de Colombia (RUCC) manifiesta su preocupación por la recientedespenalización parcial del aborto en Colombia antes de las 24 semanas de gestación.

Ya puedes postular artículos para la Revista Virtual Universidad Católica del Norte

Para el año en curso, la Revista recibirá manuscritos de forma permanente, teniendo en cuenta alunas consideraciones.

La Revista Virtual Universidad Católica del Norte, es una publicación electrónica de carácter científico y académico, inscrita en el campo de las ciencias sociales, editada y financiada por la Fundación Universitaria Católica del Norte, desde su Centro de Investigaciones e Innovación, con una periodicidad de circulación cuatrimestral (3 números al año).

Además, tiene como misión contribuir al desarrollo investigativo de la comunidad académica, mediante una labor integral de gestión editorial, orientada a la publicación del conocimiento, con base en la evaluación textual formativa e interaccional, y fortalecimiento de competencias de comunicación científica por parte de los autores y lectores.

Así las cosas, para el año en curso, la Revista recibirá manuscritos de forma permanente, teniendo en cuenta las siguientes claridades:

  • Los manuscritos serán recibidos por medio de la plataforma OJS.
  • Los manuscritos deberán ser enviados, según lo indicado en la información para autores, y con los cuatro anexos o formatos requeridos. Estos formatos son un requisito para iniciar proceso.
  • La publicación del artículo puede tardar, en caso de cumplir todo el proceso editorial, aproximadamente un (1) año.

Para conocer las directrices de autores y los formatos requeridos en el proceso editorial ingresar al siguiente enlace: https://revistavirtual.ucn.edu.co/index.php/RevistaUCN/about/submissions#authorGuidelines

Mayores informes:

Portal Desarrollado por Innovapues SAS - www.innovapues.com - hola@innovapues.com - +57 312 258 1352